Tipos de tablas de cortar de madera

Muchas son las clases, modelos, calidades y precios que nos podemos encontrar en lo que se refiere a las tablas para cocina hechas con madera, para conocer un poco acerca de cada una y tener una base para elegir la que más se adapte a nuestras necesidades, veremos a continuación los distintos tipos, enumerando en cada una de ellas las características de construcción así como sus ventajas e inconvenientes.

Rusticas / Orgánicas

Madera

Realizadas de una sola pieza de madera con el objetivo de conseguir el aspecto más natural posible. A veces estas tablas están hechas con material sobrante o no válido para otros usos. Su elaboración es muy sencilla, a veces solo con hacer el agujero del colgador y un lijado superficial es suficiente.

Las más sencillas de elaborar: rusticas y a veta de una pieza.

  • A favor: coste reducido, diseño y acabado natural.
  • En contra: suelen contener huecos, irregularidades y un mal acabado, lo cual complica su limpieza, tamaño pequeño, riesgo de curvado, fibras horizontales (se notan los cortes).

A veta de una pieza

Madera

En cuanto a la forma, muy parecidas a las anteriores pero con algo más de elaboración, ya que los lados de la tabla son rectos y mejor acabados. Son muy vistosas dependiendo del patrón de la veta.

  • A favor: acabado natural, coste reducido, visibilidad completa de la veta.
  • En contra: riesgo de curvado lo cual las hace propensas al rajado, fibras horizontales.

A veta de varias piezas

Madera

Con la misma disposición de la madera que las anteriores, pero compuesta de varias piezas para hacerlas menos propensas al rajado. Al ser de varias piezas permiten la combinación de distintos tipos de madera, aumentado así las posibilidades de diseño. Para la elaboración de estas tablas la cantidad de madera es superior a las anteriores, ya que se necesita trabajar todas las piezas para ser pegadas, también la calidad general de acabado suele ser superior.

  • A favor: coste medio, sin curvados.
  • En contra: fibras horizontales.

A testa

Madera

A testa: otro concepto de tabla.

Entramos en una categoría que nada tiene que ver con lo que conocemos hasta ahora sobre las tablas de cortar de madera en lo que se refiere a calidad de acabados, prestaciones, forma de construcción, durabilidad e higiene. La madera es un material anisotrópico, o sea, que tiene diferentes propiedades mecánicas según la forma en la que está colocada, en estas tablas la madera se coloca de forma vertical, de ahí la diferencia con los tipos anteriores. Su elaboración exige gran cantidad de trabajo y de material, ya que son numerosos los procesos de corte, pegado y acabado. La combinación de maderas creando patrones, permite hacer unos diseños muy llamativos. De este tipo de tablas son utilizadas por los profesionales.

  • A favor: calidad, prestaciones, durabilidad, acabados, diseños, uso profesional.
  • En contra: precio, mantenimiento.

A testa con insertos

Madera

Si a las cualidades anteriores le añadimos la posibilidad de personalizarlas con un diseño único, tenemos las tablas a testa con insertos. Todas las tablas anteriores se pueden elaborar en cualquier taller de madera, estas no, al tener una madera incrustada dentro de otra con una perfección absoluta, requieren para su elaboración maquinas CNC y conocimientos técnicos específicos, lo cual las convierten en unas tablas totalmente exclusivas. Cabe destacar en este tipo de personalización respecto de otras (grabado tradicional, grabado láser, etc.), que la superficie se queda totalmente lisa impidiendo así cualquier acumulación de suciedad.

  • A favor: diseño, exclusividad, personalización.
  • En contra: precio elevado, mantenimiento.

Conclusión

La diferencia principal es la orientación de las fibras, en las “tablas a veta” las fibras de la madera están de forma horizontal, por lo que al cortar encima, estas fibras son cortadas a su vez, deteriorándose la tabla de forma muy significativa. En cambio en las “tablas a testa” las fibras están de forma vertical y al cortar el filo del cuchillo penetra entre ellas, pero no las corta, por lo que las tablas no se deterioran y son más higiénicas, duraderas y conservan siempre un mejor aspecto. Más información aquí.

Principal diferencia: la orientación de la madera.

Hemos dado por hecho que solo las tablas a testa requieren mantenimiento, pero si quieres tener tu tabla en perfectas condiciones has de cuidarla y mantenerla sea del tipo que sea, aquí te enseñamos cómo.

En cuanto al precio, evidentemente también influye el tipo de madera por lo que nos podemos encontrar tablas muy sencillas por ejemplo de olivo con un coste superior al de una tabla a testa.

Ahora, ya sabes algo más sobre las tablas de madera, en nuestra web puedes una gran cantidad de ellas, y si quieres algo único y personalizado, solo tienes que contactar con nosotros.